Política de calidad y confidencialidad


El sistema de gestión de la calidad debe servir al propósito de la Junta Directiva de alcanzar las máximas cuotas de eficacia de la Asociación en la organización y gestión de los servicios sociales, así como cumplir con los requisitos de los/las usuarios/as, los requisitos legales y los reglamentarios. El sistema se revisará continuamente a fin de cumplir con los objetivos previstos de calidad, mejorándolos progresivamente.

La Política de Calidad de la Asociación, así como la correcta actuación profesional y técnica en cada servicio, constituye el objetivo motriz de la Asociación, así como conseguir la SATISFACCIÓN DE LOS USUARIOS/AS Y DE LA ENTIDAD PUBLICA a través de la MEJORA CONTINUA.

Para conseguir este objetivo prioritario la Asociación se apoya en el establecimiento de un sistema de gestión de la calidad, cuyos objetivos son:

a) Hacer de la calidad un elemento básico en la cultura de la Asociación, implicando para ello a todos y cada uno de los componentes de la organización.

b) Conseguir la identificación y el compromiso sincero con la política de la calidad de todo el personal de la Asociación.

c) Planificar y sistematizar la calidad. Esta planificación y sistematización debe basarse en datos objetivos, cuantificables y coherentes con la política de calidad de la Asociación.

d) La prevención de errores es prioritaria frente a la corrección. El trabajo sin calidad sólo provoca el fortalecimiento de la exclusión y el deterioro de la entidad.

e) La capacitación y formación de los trabajadores es elemento fundamental para asegurar la calidad y garantizar la mejora continua. La Junta Directiva se compromete a potenciar y reforzar estos aspectos, potenciando entre otros que cada integrante de la Asociación entienda la formación como una vía de mejora profesional.

f) Innovar y adecuar de forma permanente los métodos de trabajo, recursos y sistemas de la Asociación.